OLIVAS DE ESPAÑA
Las aceitunas, fruto del olivo, son un alimento característico de la dieta mediterránea, del que España es el principal país productor y exportador en el mundo. La aceituna de mesa constituye un alimento de alto valor nutritivo y muy equilibrado, posee todos los aminoácidos esenciales en una proporción i...
Las aceitunas, fruto del olivo, son un alimento característico de la dieta mediterránea, del que España es el principal país productor y exportador en el mundo. La aceituna de mesa constituye un alimento de alto valor nutritivo y muy equilibrado, posee todos los aminoácidos esenciales en una proporción ideal,  aunque su contenido en proteína es bajo, su nivel de fibra hace que sea muy digestiva. Destacan sus contenidos en minerales, especialmente el Calcio y el Hierro, también se encuentra presente la Provitamina A, Vitamina C y Tiamina.

Mas
per page
Showing 1 - 12 of 40 items



Las aceitunas, fruto del olivo, son un alimento característico de la dieta mediterránea, del que España es el principal país productor y exportador en el mundo.
 
Las aceitunas, tal y como se recolectan del olivo no pueden consumirse y necesitan de un proceso de aderezo y preparación para el consumo ya que el fruto crudo es muy duro y amargo. No todas las variedades de aceituna son aptas para el consumo directo, y aquellas destinadas a mesa deben poseer un contenido graso medio, hueso pequeño y liso que permita un fácil desprendimiento, pulpa delicada, sabrosa y firme, y piel fina.

La aceituna de mesa constituye un alimento de alto valor nutritivo y muy equilibrado, posee todos los aminoácidos esenciales en una proporción ideal, aunque su contenido en proteína es bajo, su nivel de fibra hace que sea muy digestiva. Destacan sus contenidos en minerales, especialmente el Calcio y el Hierro,también se encuentra presente la Provitamina A, Vitamina C y Tiamina.
 
Hoy en día, las aceitunas son una de las tapas más habituales en los establecimientos hosteleros, que a menudo las sirven aliñadas siguiendo el estilo característico de la propia región. De esta forma sigue viva la tradición de aliñar las aceitunas, existiendo innumerables posibilidades. Para el aderezo se pueden utilizar las verdes o las negras y es posible prepararlas en tres modalidades: enteras, rajadas o machacadas. Las enteras se conservan durante más tiempo y su sabor es más suave frente a las rajadas o machacadas, que duran menos tiempo y adoptan sabores más intensos, ya que los ingredientes que las aromatizan penetran más en la pulpa del fruto.